Conseguir completar una reforma integral perfecta no es nada sencillo. Se trata de un proceso engorroso, cansado y que requiere de nuestra atención en muchísimos frentes. Por eso, para obtener los mejores resultados, lo ideal siempre será ponernos en las mejores manos, profesionales cualificados y con amplia experiencia en el sector. Este es el mejor consejo que podríamos daros.

En Reformas Fernández llevamos a cabo toda clase de obras integrales en viviendas. Somos especialistas en servicios como albañilería o pladur en Mallorca, lo que nos permite abordar proyectos de gran calidad y siempre a la altura de las expectativas de todas las personas que han depositado su confianza en nosotros.

Hoy en día, en pisos de muchos años de antigüedad es preciso realizar una reforma amplia y que aborde casi por completo toda la propiedad. Para muchas personas, estas obras no son plato de buen gusto, pero estamos ante un procedimiento necesario para asegurar el confort y las mejores condiciones para vivir.

La reforma integral perfecta sí existe, pero hay que trabajar en ella

Una planificación previa es fundamental para alcanzar una reforma integral perfecta. Sin una estrategia previa, sin saber dónde queremos llegar, será imposible obtener resultados ideales. Una reforma en nuestra casa empieza mucho antes que las obras.

Lo primero que deberemos hacer es analizar los puntos fuertes y débiles de la vivienda. Hacer una lista sobre lo que nos gustaría tener, lo que nos gustaría quitar o cómo nos gustaría potenciar sus puntos fuertes. Por ejemplo, ¿quieres un dormitorio amplio? ¿Te gustaría unir varias estancias? ¿Deseas potenciar la entrada de luz natural?

En segundo lugar, si realmente optas a una reforma integral perfecta, tienes que tener claras cuáles son las necesidades de la casa, cuáles son los motivos que te llevan a iniciar las obras. ¿Qué es lo que te gustaría cambiar o qué es lo que tienes que cambiar?

Más adelante, deberemos decidir hasta dónde vamos a llegar. ¿Nos limitaremos a pintar las paredes y el mobiliario o, por el contrario, abordaremos la sustitución de tuberías, tiraremos tabiques o renovaremos las puertas y ventanas?

En este sentido, la distribución del hogar es una de las decisiones que supondrá trabajos de mayor envergadura. Algo parecido ocurre con las instalaciones de electricidad y agua. En cualquier caso, estos trabajos han de realizarse siempre al abrigo de técnicos especializados y contar con todos los permisos del ayuntamiento en regla.