Cada vez son más las personas que apuestan por la domótica para el hogar. Es decir, todos los dispositivos o aparatos de una casa que están conectados a la red y que permiten su control a través de mandos, de nuestro smartphone o de una tablet y que están enfocados a simplificar y mejorar el día a día del usuario.

Elegir la temperatura de la nevera, encender y apagar las luces de forma remota, subir y bajar las persianas, activar o desactivar la calefacción o el aire acondicionado… Como especialistas en electricidad en Mallorca, podemos contarte que son muchas las alternativas que tenemos a nuestra entera disposición. Quizá, por eso, en ocasiones nos resulta un poco difícil saber qué es lo que necesitamos o qué opción es la más adecuada para nosotros.

¿En qué fijarnos para elegir un sistema de domótica para el hogar?

Son varios los puntos en los que centrarse para conseguir que la decisión tomada sea la adecuada y, sobre todo, la que más partido podamos sacarle:

  • Automatiza tus actividades rutinarias: ¿Qué cosas haces todos los días? Encender luces, subir y bajar persianas, comprobar que puertas y ventanas están cerradas, ajustas el termostato… Todas ellas pueden ser optimizadas con un sistema de domótica para el hogar.
  • Conocer sus ventajas para potenciarlas: La domótica no es para gente perezosa, sino para gente previsora y ahorradora. La domótica no te hará el desayuno, pero te puede permitir conectar la alarma del hogar, mejorar la seguridad, controlar la climatización y la iluminación, controlar los accesos o el riego de jardín. En definitiva, gestionar mejor tu vivienda y, de paso, potenciar el ahorro energético y económico.
  • Una inversión en tiempo y dinero: Existen multitud de opciones de domótica para el hogar. No te lances por la primera que veas, sino que debes gastar un poco de tu tiempo en conocer a fondo todo lo que hay en el mercado, documentarte y, de esta manera, elegir la mejor alternativa para tu casa. Solo así, estarás seguro de acertar de pleno.
  • El control total, fundamental: Está muy bien poder gestionar todos los servicios de tu vivienda cuando estás en ella, pero el verdadero avance es poder hacerlo cuando estás fuera a través de tu smartphone. Para ello, deberemos asegurarnos que el sistema tiene acceso a Internet.
  • Con visión de futuro: Un buen consejo que podemos y debemos seguir a la hora de instalar un sistema de domótica para el hogar es que se pueda ampliar en el futuro. De esta manera, no será cerrado y se podrá ir añadiendo otros dispositivos con el paso del tiempo.