Remodelar una casa es algo más que una simple obra. Es una transformación total que cambia para siempre cualquier vivienda. Pero también puede ser un proceso estresante y agotador. Es por ello que nos gustaría aprovechar estas líneas para darte algunos consejos para afrontar una reforma general del hogar.

Se trata de unas simples recomendaciones que facilitarán los pasos previos al inicio de las obras. Además, también conseguiremos evitar problemas o errores que pudieran afectar al resultado final. Las reformas generales no son una ciencia exacta, pero sí que permiten establecer unos pasos a dar que facilitan toda la reforma.

¿Lo tienes claro?

Antes de nada, ¿estás seguro de meterte en una reforma? Se trata de una decisión importante. Es por ello que tenemos que tener muy claro cuáles son nuestras necesidades, mentalizarnos y fijar unos objetivos claros.

Además, piensa que casi todo el mundo querrá aconsejarte, pero la decisión final siempre ha de ser de las personas que vivirán en ese hogar. Prioriza tus necesidades y déjalas claras antes de comenzar las obras.

Distribuye los espacios

Haz bocetos sobre cómo quieres que sea tu nuevo hogar, apuesta por aplicaciones gratuitas que te facilitarán el trabajo y piensa en tus futuras necesidades. Se trata de un punto muy importante, ya que nos permitirá disponer del hogar que necesitamos: ¿Cuántos puntos de luz vas a colocar? ¿Enchufes? ¿Lámparas? ¿Dónde vas a colocar la bañera o el plato de ducha?

Consejos reforma general

Consejos para afrontar una reforma general del hogar: Calcula los gastos

Sobre todo, para evitar sustos a la hora de acudir a una empresa especializada en reformas. El hecho de calcular el desembolso que pueda suponer una obra nos permitirá tener una idea aproximada y un control sobre las acciones a llevar.

Encuentra la mejor empresa para tu reforma

No son pocas las compañías que se dedican en la actualidad a la reforma de hogares. En ocasiones, decidirse por una parece casi imposible. Pero debe ser nuestra responsabilidad encontrar aquella que se ajuste a nuestras necesidades o nuestro presupuesto.

En primer lugar, no te quedes jamás con el primer presupuesto que te den. Acude a varios profesionales para conocer los detalles del mismo. De esta manera, tendrás la opción de compararlos y elegir el más adecuado. Este punto puede costar un poco de tiempo, pero es fundamental para evitar costes excesivos.

No te olvides del contrato, las garantías, los permisos y las licencias

Una vez que te hayas decidido por una empresa, antes de comenzar la reforma tendrás que firmar un contrato que garantice la calidad de los trabajos y los materiales a emplear. Además, entre los mejores consejos para afrontar una reforma general del hogar, no podía faltar exigir a la compañía elegida un seguro de responsabilidad civil.

En último lugar, antes de comenzar la reforma, asegúrate de obtener todos los permisos y licencias necesarios. No suelen ser caros ni tampoco difíciles de conseguir.

Consejos reforma hogar