En nuestra experiencia ofreciendo servicios de albañil en Mallorca, hemos podido comprobar que se trata de un material muy utilizado y muy recurrente para el hogar. Se trata del pladur. ¿Sabes en qué consiste o para qué se utiliza de manera habitual? Desde Reformas Fernández queremos explicártelo un poco en profundidad en nuestro siguiente post.

Lo primero que tienes que saber es que el pladur ha conseguido sustituir, o más bien convivir, con el ladrillo en las viviendas actuales. ¿Por qué? Principalmente porque sus características físicas permiten mejorar de manera sustancial el aislamiento térmico y acústico de un hogar.

Podríamos definir al pladur como un material de construcción que está formado por planchas de yeso laminado y recubierto, a su vez, por dos capas de celuosa especial multihoja.

Su aparición tuvo lugar en Estados Unidos hace ya unas cuantas décadas, pero a nuestro país no llegó de manera consistente hasta 1970, cuando se comenzó a utilizar con cierta asiduidad. Pero es hoy en día cuando su uso se ha extendido de manera espectacular, obteniendo grandes beneficios y resultados realmente sorprendentes.

Como expertos en servicios de albañil en Mallorca, podemos contarte que este material se puede colocar en muchísimas partes de nuestro hogar. Así, es habitualmente elegido para construir toda clase de falsos techos, tabiques interiores o para llevar a cabo la separación de estancias dentro de un hogar.

¿Qué beneficios me ofrecerá el pladur para mi casa?

Entre las principales ventajas de apostar por este material en el hogar hay que destacar su rapidez en el montaje y su limpieza. Este hecho coloca al pladur muy por encima de competidores directos, como por ejemplo el ladrillo. No en vano, podemos afirmar que estamos ante un sistema de construcción en seco, sin necesidad de cementos, y que genera una cantidad de escombros muchísimo menor. Además, como hemos mencionado, se necesita mucho menos tiempo para realizar cualquier obra o reforma.

En nuestra experiencia como albañiles en Mallorca, tenemos que destacar otra gran ventaja como es su ligereza, lo que permite aumentar la precisión de los trabajos, junto con los espectaculares acabados que se consiguen hoy en día. Al ser un componente fino y liso, es posible pintar sobre él, alicatar con azulejos o cubrir con papel pintado.

En último lugar, el pladur permite potenciar el aislamiento térmico y acústico siempre que se rellene el espacio entre las dos placas con algún material aislante. Así, será posible obtener temperaturas más agradables dentro del hogar, mejorando el confort de toda la familia.